Embalse de Entrepeñas, N-320 y GU-999

A unos 100 kilómetros de Madrid, ya en la provincia de Guadalajara, nos encontramos con el Embalse de Entrepeñas, apodado “Mar de Castilla” por su extensión y situado en la Alcarria Baja en el cauce del río Tajo.

El tramo de la N-320 desde Auñón hasta Alcocer es muy conocido por todo motero que quiera escaparse de las ciudades cercanas de Madrid y Guadalajara. Un tramo donde hay que agarrarse bien al manillar y disfrutar de toda una serie de curvas sencillas y muy divertidas.

Una vez que nos hemos dejado atrás el pueblo de Auñón empieza el ascenso hacía el embalse. A nuestro lado nos acompaña el río Tajo que al principio parece un riachuelo pero que poco a poco va ensanchándose hasta revelar su verdadera naturaleza.

Subiendo por la carretera al principio no nos damos cuenta, pero de repente al mirar a nuestra derecha podemos ver un barranco realmente de vértigo, y aparece la presa.
Poco antes del primer túnel tenemos un desvío para Alocén donde hay otra carretera, la GU-999, estupenda para recorrer en moto, muy estrecha y en condiciones aceptables, que sigue el curso del embalse y apenas unos 20 kilómetros después termina al llegar al desvío con la N-204.

Si seguimos rectos por el túnel este desemboca sobre el embalse y después de haber pasado el puente que pasa por encima podemos parar en un mirador espectacular, un castillo situado sobre el barranco donde podemos tomar fotografías de ensueño.

Una vez dejado atrás el embalse nos dirigimos hacía Sacedón, pueblo que se asoma al embalse y Córcoles donde podemos visitar el Monasterio de Monsalud, un antiguo monasterio cisterciense ya exclaustrado.




Comentarios

LOGATE o ÚNETE PARA COMENTAR